Mi obra maestra

Mi obra maestra

Aug. 14, 2018 100 Min.
Tu voto: 0
10 2 votos
¿Sucedió algo?

Video trailer

Sinopsis

Arturo (Guillermo Francella) es un galerista encantador e inescrupuloso. Renzo (Luis Brandoni) es un pintor hosco y en decadencia. Si bien los une una vieja amistad, no coinciden en (casi) nada. El galerista intenta por todos los medios reflotar la carrera artística de su amigo, pero las cosas van de mal en peor. Hasta que una idea loca y extrema aparece como una posible solución. Mi obra maestra

Critica:

El público de la 63 Seminci (año 2018), otorgó a “Mi obra maestra” el premio de las votaciones populares. Esto quiere decir dos cosas: les gustó más, obviamente, y que quienes asisten como espectadores a este Festival de cine de autor van cambiando sus exigencias para con las películas que se presentan; se empiezan a inclinar más por las comedias o por aquel tipo de cine que no nos complique demasiado la vida. Porque esta nueva obra del equipo en que se integra Gastón Duprat está más pensada para entretener que para profundizar en la ridiculez del mercado artístico y todas sus derivadas. No llegó, para mi gusto, al nivel más reflexivo de “El ciudadano ilustre”

Renzo y Arturo son dos atípicos y antiguos amigos que, sin compartir formas, modos ni gustos a lo largo de los años, han mantenido su incómoda fidelidad por encima de éxitos o fracasos. Ambos bracean en un mundo en el que el arte, como materia especulativa, es variable y sujeto a modas y corrientes que tiene más que ver con el gusto de los compradores que con la calidad o mensaje de los artistas.
¿En una atmósfera tan espuria tienen cabida la ética y los principios? ¿Pueden, o incluso deben, los actores, a veces víctimas, de esta infame ceremonia aprovecharse de las propias reglas del merchandising?
En clave de mini sátira Gastón Duprat responde a nuestras preguntas.

 

Tiene la medida justa de ironía, chispa, gracejo y simplismo. No por ello debemos descartar o desestimar el guion que llena de naturalidad y feroz crítica esa parte artística que toda sociedad tiene. Reflexiona desde la base sobre un mundo histriónico, exagerado y exacerbado. Da en el blanco con sus disecciones, introduce por la puerta fácil al espectador, pero una vez dentro nos lleva al razonamiento más introspectivo para poder concluir sin falta de argumentación. Las claves del producto son unos diálogos realistas y vivos, unos personajes caricaturizados pero con personalidad, unas tramas divertidas y un guion, con matices, edificante y estimulante. No es una obra maestra del ingenio, pero no es desdeñable su capacidad de, partiendo de lo fácil, llevar al espectador a la meditación, tanto de lo social como de lo personal. Siguiendo la estela de los tópicos llena con exactitud su propia caricatura.

Título original Mi obra maestra
Calificación de IMDb 7.1 728 votos
Calificación de TMDb 7.8 7 votos

Títulos similares