Yo, Frankenstein

Yo, Frankenstein

En la batalla entre el bien y el mal, un inmortal tiene la clave Jan. 22, 2014 USA 92 Min. PG-13
Tu voto: 10
9.2 28 votos
¿Sucedió algo?

Video trailer

Director

Reparto

Sinopsis

Esta nueva versión se narra desde una perspectiva totalmente novedosa, la situación del conocido personaje dos siglos después de que el doctor Victor Frankenstein le diera vida. Presupone que este ser ha sobrevivido tanto tiempo debido a una manipulación génetica realizada durante su creación, llegando a nuestros días. Ahora, Frankestein vive en una oscura y violenta ciudad, sumida por una terrible guerra. Lo curioso de esta contienda es que ambos bandos están compuestos por seres inmortales como él. Yo, Frankenstein

Critica:

No pedimos la vida que se nos otorgó
pero todos tenemos el derecho a defenderla
Yo he luchado por proteger la mía
Y cuando las fuerzas oscuras regresen
ustedes sabrán que yo estoy aquí
luchando por defender la suya
Yo, el enemigo de la horda demoníaca
Yo, hijo de mi padre
Yo…
… Frankenstein (SUENA TRUENO ENSORDECEDOR)

¡¡¡ A LA PELOTA !!! ¡Este discurso me puso la piel de gallina! Quién dice estas pomposas palabras es nada menos que Frankenstein, parado sobre una terraza, ya que un nuevo cliché hollywoodense dicta que todos los superhéroes deben culminar sus films contemplando una ciudad desde lo alto de una azotea.
Me encanta la parte de “Yo, hijo de mi padre”. Menos mal que aclaró que no es hijo de su abuelo o de su tío, ya que eso sería muy bizarro. El monstruo parece cometer el mismo error que todo el mundo, y creerse que ÉL es Frankenstein, cuando en realidad es EL MONSTRUO de Frankenstein.

En esta oportunidad, el verdadero Frankenstein, el científico loco, aparece brevemente al principio interpretado por Aden Young. En esta película no está presente su ayudante Igor, ya que lo único deforme es el argumento. Luego de crear a su criatura, usando partes de cadáveres, al descubrirla no aparece un ogro feo con pernos en el cogote, sino un rubio alto y guapo de cuerpo musculoso.

“¡Qué mierda, me salió el efecto Rocky Horror!”, se lamenta Victor Frankenstein, al contemplar su apolínea invención, “¡Esto me pasa por estudiar el curso de científico loco por correspondencia!”.

Se perciben muchas similitudes entre “Yo, Frankenstein” con “Frankenweenie”, el innovador cortometraje de Tim Burton: ambos son reinvenciones modernas del mito creado por Mary Shelley, ambos convierten al monstruo en un héroe, y ambos están interpretados por un auténtico perro. El de esta película es el actor Aaron Eckhart, que evidentemente se equivocó de profesión.

Para su libro, Shelley se sirvió de las nuevas investigaciones de Erasmus Darwin, que decían que si se aplicaba electricidad a un cuerpo inanimado, era posible hacer que este viviera. Tal vez los directores de Hollywood deberían intentar aplicarle corriente a los músculos del rostro de Eckhart, a ver si alguna vez consiguen obtener algo que se parezca a una expresión facial. Dicen que cuando Aaron interpretó a Harvey Dos Caras en “El Caballero Oscuro”, la academia estuvo tentada de nominarlo en la categoría Mejor Actor, pero solamente a la mitad de la cara hecha en maquillaje, porque transmitía más sentimiento que la otra.

“Tienes una fuerza, velocidad y resistencia muy superiores a las de cualquier humano”, le informa Frankenstein a su monstruo, el cual se mira incrédulo el antebrazo para ver si encima de muerto resucitado, tiene además la picadura de una araña radioactiva. El monstruo demostrará durante el film una destreza y agilidad para la lucha impresionantes, que contrasta con el dificultoso andar de Boris Karloff, que caminaba como si le hubieran metido un palo en el culo.
——————————————————————————–
Los primeros cinco minutos del film son atrapantes. Horrorizado por su creación -un engendro que carece de un alma humana- Victor intenta destruir al monstruo arrojándolo desde un puente, pero el bicho sobrevive y vuelve para asesinar a la esposa de científico. Sediento de venganza, Victor persigue al monstruo por el polo norte (¿?), pero él no es inmune al frío como la criatura, y sucumbe congelado.

“¡Igual que Walt Disney! ¡Todos los genios morimos de la misma forma!”, grita Victor en su último suspiro.

Pero Frankie será entonces atacado por demonios, y rescatado por la reina gárgola Lenore (Miranda Otto), quien le explica que Gárgolas y Demonios vienen batallando en la tierra durante siglos. Cambia “gárgolas y demonios” por “vampíros y licántropos”, y casi tenemos la misma idea que “Inframundo” (Underworld, 2003). Con un progreso: a fuerza de hacer tanto press de banca en el gimnasio, Aaron Eckhart tiene los pectorales todavía más prominentes que Kate Beckinsale.

Los demonios son todos expertos en el arte del sable y les sale fuego por el orto; las gárgolas se convierten en piedra, y Frankenstein combate empuñando dos cuchillos sin mango, un armamento afeminado que hasta ahora solamente usaba Elektra.

Los malvados se han apoderado del diario donde el científico loco hacía sus anotaciones: el famoso “Diario de Victor Frank”. El diario tiene una bonita y ornamental letra “F” grabada en la tapa; la envidia del diario íntimo de Violetta. El jefe de los demonios, Naberius (Bill Nighy), explica que la razón por la que persiguen al monstruo, es que para llevar a su ejercito desde el infierno a la tierra, necesitan poseer a alguien que no tenga alma. “Eso nos deja solamente dos opciones: Frankenstein o Carlos Boyero”, reflexiona el malvado villano.

En esta película, la novia de Frankenstein no es una mujer pálida con el peinado de Marge Simpson y las sienes de Reed Richards, sino que es la adorable Yvonne Strahovski, que en ruso significa “te dejo estrábico”, porque es una rubia que te pone los ojos así chuecos de lo buena que está. Es una experta en electricidad (¡!) a la que los bichos quieren reclutar para que, usando la fórmula descripta en el diario de Victor, puedan resucitar a millones de cadáveres para su ejército. A la que no necesitarán resucitar, es a Mary Shelley, que ella solita debe estar revolcándose en su tumba al ver lo que acaban de hacer con su obra esta manga de afiebrados.

Yo, Giskdan
hijo de mi padre
bisnieto de mi bisabuelo
cuñado del marido de mi hermana
declaro que casi seguro esta película terminará siendo la peor del año 2014

Título original I, Frankenstein
Calificación de IMDb 5.1 69,552 votos
Calificación de TMDb 5 606 votos

Títulos similares