La Gaviota

La Gaviota

May. 11, 2018 98 Min.
Tu voto: 0
10 1 voto
¿Sucedió algo?

Video trailer

Director

Reparto

Annette Bening isIrina Arkadina
Irina Arkadina
Saoirse Ronan isNina Zarechnaya
Nina Zarechnaya
Corey Stoll isBoris Trigorin
Boris Trigorin
Mare Winningham isPolina Andryevna
Polina Andryevna
Jon Tenney isDr. Yevgeny Dorn
Dr. Yevgeny Dorn
Glenn Fleshler isIlya Shamrayev
Ilya Shamrayev
Billy Howle isKonstantin Treplyov
Konstantin Treplyov
Brian Dennehy isPjotr Sorin
Pjotr Sorin

Sinopsis

En Rusia, a finales del siglo XIX, la veterana y vanidosa estrella del teatro Irina Arkádina (Annette Bening), cuyos días de gloria quedaron en el pasado, pasa los días en una finca de ensueño cerca de un lago, propiedad de su hermano enfermo (Brian Dennehy). Allí tendrá que compartir el tiempo con varias personas: su amante, el famoso escritor Boris Trigorin (Corey Stoll); su hijo y aspirante a escritor (Billy Howle) y la ingenua actriz Nina Zarechnaya (Saoirse Ronan). Durante esa temporada, todos tendrán que hacer frente a una serie de conflictos, tanto románticos como artísticos, mientras sufren al haberse enamorado de las personas inadecuadas. La Gaviota

Critica:

El hecho de que se decida hacer una versión para el cine de una obra de Chéjov es, para los tiempos que corren, una buena noticia, aunque su traslación no implique novedad ninguna, sobre todo si nos referimos a lo que es el lenguaje cinematográfico. Y decimos esto porque desde hace tiempo el mundo del teatro, que también aparece reflejado en la misma obra, ha sufrido lo indecible, y más en nuestro país. Ya no es lo que era, y a no ser que se trate de una obra subvencionada (a veces ni por esas), han ido desapareciendo profesiones con los recortes presupuestarios, y se limitan a llevar al escenario una mesa normal y corriente, varias sillas y quizás alguna botella con varios vasitos para servir un supuesto licor de llamativo color. Se acabaron las ambientaciones, los preciosos decorados o los vestuarios de época, sustituidos por rampas, espejos o una actualización casi injustificable en un encuadre obligadamente minimalista, por no decir cutre en muchos casos.

Las obras de Chéjov han sido adaptadas por muchos directores de diferentes nacionalidades a lo largo de décadas, sean para cine o televisión. A bote pronto, una de las más recordadas puede que siga siendo la exquisita “Ojos negros” de Nikita Mikhalkov. Centrándonos más en la obra en cuestión, “La gaviota”, aunque hace mucho que la vi, tengo un buen recuerdo de una versión que hizo Lumet en los sesenta, pero que ejemplos hay para dar y regalar.

De entrada señalar que en esta versión que ha realizado Michael Mayer, a pesar de sus limitaciones en la producción, se ha intentado ser fiel a la época en la que se desarrolla, con unos buenos trabajos en sus decorados, su fotografía o con su cuidado vestuario. Aunque rodada en las afueras de Nueva York, su frondosa vegetación o sus melancólicas puestas de sol, se intenta trasladarnos a Rusia. También a su favor cabe destacar que se ha respetado el texto y sus personajes, al menos no han cometido ninguna tropelía. Pero su ventaja es el mayor inconveniente para el gran público, cada vez menos acostumbrado a ver teatro, aunque fuera del bueno, al placer de las palabras o a las acciones internas más que a ritmos frenéticos físicos, aunque sean injustificados.

Quizás si hubiera habido una planificación más de acorde con el relato y sus intenciones, esta versión de “La gaviota” hubiera ganado muchos enteros. Pero aún así me quedo con su parte positiva, que es mucho mayor que su parte negativa. Para mí ha sido grata el visionarla, sobre todo al poder ver a un buen plantel de actores: Saoirse Ronan hace un trabajo muy digno. Yo físicamente no la veía en el personaje de Nina, aunque haya planos que parece emular a Vanessa Redgrave, la Nina de la versión de Lumet, y no llegue a ese nivel. Pero insistimos que es una labor reseñable, así como la de Corey Stoll o el veterano Brian Dennehy. Algo mejores están Masha, Elizabeth Moss, Mare Winningham, como Polina, donde a pesar de tener un corto papel ha hecho una apuesta fuerte dando ejemplo de lo que es una actriz de reparto eficiente o por supuesto Annette Bening como Irina. Este año fue injustamente ignorada a los Oscars por su espléndida actuación en “Las estrellas de cine no mueren en Liverpool” y por desgracia no creemos que por esta Irina consiga una nueva nominación, ya veremos si lo es por otros trabajos que tiene pendientes de estreno. Pero queda claro que mientras se continúa forjando una carrera con indudables logros que hacen de ella una gran actriz amoldable a cualquier género. Ademá, en principio todo parece indicar, que si no hay sorpresas desagradables, que este será el año de Glenn Close, eterna nominada e injusta perdedora a la que le toca ganarlo ya.

Título original The Seagull
Calificación de IMDb 5.7 1,528 votos
Calificación de TMDb 6.2 18 votos