Mi nombre es Dolemite

Mi nombre es Dolemite

Sep. 07, 2019 118 Min.
Tu voto: 0
8 1 voto
¿Sucedió algo?

Video trailer

Director

Craig Brewer
Director

Reparto

Eddie Murphy isRudy Ray Moore
Rudy Ray Moore
Mike Epps isJimmy Lynch
Jimmy Lynch
Craig Robinson isBen Taylor
Ben Taylor
Tituss Burgess isTheodore Toney
Theodore Toney
Kodi Smit-McPhee isNick von Sternberg
Nick von Sternberg

Sinopsis

Película basada en la vida del cómico Rudy Ray Moore, quien a menudo incluía en sus monólogos rimas bastante explícitas sobre distintos asuntos sexuales como las prostitutas, los proxenetas y los gigolós. Estas rimas las hacía siempre con ritmo y rapeando, lo que le valió el apodo de «padrino del rap», por el cual se le conoció hasta el fin de sus días. Moore llegó a lo más alto en los años 70, cuando sus grabaciones poco conocidas empezaron a hacerse populares entre la comunidad negra. El rapero aprovechó esos beneficios para hacer una película de gran éxito llamada Dolemite, centrada en un proxeneta con un harén de prostitutas expertas en el arte del kung-fu. Mi nombre es Dolemite

Critica:

Desde que supe de este proyecto (exclusivo de Netflix) tuve muchas ganas de echarle el guante, ya que me encanta Eddie Murphy (actor que vivió tiempos mejores) y me atraía tanto la propuesta como el resto del reparto.

La película ha gustado mucho a la crítica (y eso que en la misma hay un dardo envenenado hacia estos), atesorando en Rotten Tomatoes la nada despreciable puntuación de 97%, que la convierte casi en perfecta (según esos parámetros).

Ya puedo confirmar que no estamos ante ninguna obra maestra, pero sí ante un biopic entretenido, divertido, ameno y hecho con el corazón, al igual que productos tan hilarantes y reivindicables como Bowfinger (también con Murphy) o The Disaster Artist.

En el film se nos cuenta la historia real de Rudy Ray Moore, cómico que comenzó a despuntar (caracterizado como el personaje Dolemite) en los escenarios gracias a sus monólogos (o inicios de rap) y que alcanzó la fama al arriesgarse e introducirse en el negocio del cine, con la película Dolemite.

Técnicamente la película no tiene ningún reproche, gracias a una dirección correcta (que luce más en las escenas de rodaje), pero donde radica la magia de la cinta es en el guion y en el reparto. Respecto al primero, se agradece que la propuesta no apueste por el drama (estoy harto de biopics así) y se decida por el humor y la hilaridad del conjunto.

Eso hace que la película sea más amena, también gracias a un ritmo que hace que no te aburras en sus casi dos horas de duración, aunque quizás a la película le cuesta arrancar un poco al principio y le sobran un par de minutos.

La película se podría dividir en dos partes, la de la primera mitad, con el ascenso de Moore en el mundo de los clubs, y la segunda (más interesante y lograda) con el rodaje de la película, que recuerda a las producciones mencionadas, y que es absolutamente desternillante y supone una carta abierta de amor y melancolía al Hollywood de antaño, poniendo énfasis en el género de la blaxploitation (que tanto ama Tarantino).

Una cosa no se le puede quitar a la película, y es tener corazón y muy buenas intenciones, dejando un sabor agradable al finalizar la historia, y parte de ese mérito es del señor Murphy.

El gran Eddie está fabuloso en su interpretación de Moore, y vuelve a dejar patente que es uno de los actores más infravalorados de la historia, ya que los años pasan y no dejan de despreciarlo y exiliarlo en el olvido, del que, afortunadamente, de vez en cuando es rescatado (como sucedió hace más de una década con la olvidada Dreamgirls).

No me sorprendería una nominación al Oscar, porque se la merece, pero este año está muy reñido y la producción es de Netflix (cosa que no gusta nada en Hollywood). Suya es la película, al ser el alma de la misma. Más papeles así para este maestro de la comedia.

En cuanto al resto del reparto, están todos y cada uno de ellos fabulosos, pero me gustaría destacar al también recuperado Wesley Snipes en un papel hilarante y sorprendente. Se puede decir exactamente lo mismo de él que de Murphy, ya que es una pena que un actor con esa carisma (y esa vis cómica) sea relegado a películas de videoclub.

Ambos actores merecen segundas (o terceras) oportunidades, ya que lo dan todo en esta producción y derrochan mucho más carisma y saber hacer que actores que actualmente se llenan los bolsillos sin mover un músculo de la cara. Ahí lo dejo.

En conclusión, estamos ante una propuesta desenfadada y muy recomendable, con un pletórico Eddie Murphy (y Snipes), y que es un canto de amor al cine. Se agradece cuando un biopic apuesta por contar una historia desde la comedia y la emoción, y no recurrir a lo de siempre. Una de las películas más simpáticas del año. Gracias, señor Murphy.

Título original Dolemite Is My Name
Calificación de IMDb 7.4 12,035 votos
Calificación de TMDb 7.4 68 votos